Dos contra uno (casos particulares).

Este artículo es continuación del publicado anteriormente Dos contra uno. Vamos a ver los casos particulares que se producen cuando la disposición de los peones esta cercana a uno de los bordes del tablero. Esto produce una serie de restricciones que pueden favorecer a un bando u otro.



En este  primer caso  del diagrama, las blancas no pueden dar la vuelta para aprovechar el tiempo que pierden al avanzar el peón. Esta situación favorece a las negras, que consiguen las tablas.


1.Rd4 Rd6 2.Re4 [2.b5 Re6 3.Rc4 (3.Re4 Rd6) 3...Rd6] 2...Re6 3.Rf4 Rd6


Las blancas no pueden dar la vuelta por fuera pues el negro puede ir a d5 para comerse los peones blancos. Este análisis vale para cualquier fila en la que esten los peones, el resultado es el mismo, tablas.

Si desplazamos las disposición una columna a la izquierda, tambien son tablas.


1.Re4 Re6 2.c5 Rf6


Si ahora intentamos dar la vuelta, 3.Rd4 Re6 4.Rc4 Rd7 5.Rb3 Rc7 6.Ra4 Rb7



Se puede comprobar como en Posiciones relativas III que los reyes matienen su posición relativa, el blanco siempre está una columna a la izquierda. El borde del tablero impide a las blancas obtener la oposicíon diagonal que les daría la victoria y el blanco se tiene que conformar con las tablas. En cualquier fila la disposición es de tablas excepto si los dos peones blancos se encuentran inicialmente en la sexta fila.


En esta posición la restricción que tienen las blancas con la banda lateral está compensada con la restricción de espacio que tienen las negras con el fondo del tablero. Aqui si puede avanzar las blancas el peón directamente.
1.c6+ Re7 (1...Rd8 2.Re6 Re8 misma posición que en el diagrama de abajo pero jugando las blancas) 2.Re5 Re8 3.Re6 


Si juegan las blancas b6 ganan. Si juegan las negras, el blanco gana la oposición y accede a una de las casillas críticas d7 o f7 igualmente con victoria. El avance del peón en la primera jugada solo se puede hacer si los peones blancos están en quinta fila. Tampoco vale si los peones estan tocando el borde derecho. 

Gonzalo Tévar Sanz


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Botones