Una nueva regla para la defensa de Vancura

Cuando el peón de torre está en sexta, deja un hueco (en a7 o h7) para el rey blanco, que busca una barrera que lo defienda de los ataques frontales de la torre negra. Vancura estudio esta  posición y dedujo que sino se puede atacar frontalmente nada impide que se haga lateralmente. Si el rey blanco se acerca a a6 para liberar a su torre  de la defensa se le puede acosar con jaques en f7,f6,f5 etc, de forma que la torre blanca está sujeta a la defensa del peón y las blancas no pueden progresar.

En está posición en la que juegan las negras, Romanowsky  cálculo que si el rey blanco está en una de las casillas verdes la partida es tablas. 
Como tengo muy mala memoria y son incapaz de recordar todas estas casillas, tuve que ingeniármelas para encontrar una regla que permita deducir si entro o no en una defensa de Vancura. La regla me voy a tomar la libertad de llamarla "Regla de Carmina" en honor a la abuela de la regla.

La regla se basa también en como defender con la primera jugada, aunque existen muchos caminos, de esta forma nos acordaremos mejor. Como hemos dicho antes, la misión del rey blanco es defender el peón de a6 para poder liberar a la torre y coronar. Las negras por lo tanto deberán, intentar retrasar la llegada del rey blanco, esto lo consiguen cortando horizontalmente con la torre. Sin más vamos a enunciarla.

"Si al cortar horizontalmente con la torre negra al rey blanco, este se queda fuera del cuadrado formado con los bordes del tablero, la partida es tablas" 

Veamos los siguientes diagramas con la jugada inicial del las negras, para aclarar la regla. Elegimos las casillas de los bordes, pues son las más difíciles de jugar



1...Ta3


1...Ta4



 1...Ta5


1...Ta5+

Un jaque con la torre en a5 cuando el rey está en las casillas g5, h5 obliga a irse a la cuarta fila y queda cortado. Si el rey está en f5 puede irse a  la cuarta fila o a e6  que es otra casilla que produce las tablas como veremos  adelante. La casilla e6 es una excepción a la regla, no podía ser una regla sin excepción que la confirmase.
En artículos sucesivos iremos viendo como se juega en las casillas limite.

Gonzalo Tévar Sanz

Botones