Dos contra uno y rey alejado I.


La posición es claramente ganadora para las blancas, pero hay que tener cuidado con algunas situaciones en las que el negro puede lograr las tablas.







1.e4 Rf3 2.e5 Rf4
3.Rd4 Rf5 4.Rd5 Rf4 el blanco acerca los peones a la zona de conflicto

5.d4 Re3 6.Rc4 Rf4 

7.Rb5 Rf5 empieza la lucha de perdida de tiempos, el blanco solo puede dejar de defender d4 si el negro no lo ataca [7...Re4 8.Rc5 Rf5 (si el rey negro va a tercera fila se avanza d4)  9.Rd6] posición crítica 8.Rb6! [si  8.Rc5 las negras consiguen las tablas con 8...Re6 

9.Rb5 Rd5! tablas  (cuidado con precipitarse las negras en la ruptura con 9...d6 10.Rc6 









y ganan las blancas 10...dxe5 11.d5+)

  8...Re4 

[8...Re6 9.Rc7 

9...Re7 10.d5 Re8 11.d6]

9.Rc5 se ha llegado a la posición clave, jugando las negras o se van a tercera fila y permiten d5 o se separan del peón d4 y permiten la siguiente continuación Rf5 10.Rd6 Re4


11.Rxd7 Rxd4 12.e6

y el peón corona. Cuando la posición inicial está desplazada dos columnas a la izquierda existen restricciones de espacio por el borde del tablero y son tablas como veremos en otro artículo.

Gonzalo Tévar Sanz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Botones