Aprovechando la regla de Bird

Gonzalo Tévar 2016
Este problema está inspirado en un estudio de Kling & Horwitz, se llega a una misma posición pero partiendo de otra disposición inicial distinta. Para resolver un problema debemos empezar por el final. ¿A qué posición queremos llegar?. El siguiente diagrama muestra esa posición que coincide con el final del estudio mencionado antes, en donde juegan las negras.


8..Rb8 [8...Tb8 9.Ce7#] 9.Cd6 cxd6 10.Rd8 d5 11.c7#

Una vez que sabemos lo que queremos, el resto es fácil. Primero habrá que empujar al rey para que se meta en su palacio.
1.Cc3 Tc8 2.Ce4 Ta8
3.Cg5 Tb8 [si 3...Tc8?? 4.Ce6#] 4.Ce6+ Rc8 
Ya tenemos al rey donde queremos, ahora debemos calcular si llevar el rey blanco a e7 o e8. Aquí es donde podemos aprovechar los conceptos aprendidos en la regla de Bird. Las negras solo pueden mover sus piezas cambiando de casilla de blanca a negra. Al caballo le ocurre lo mismo y tampoco puede perder tiempos y el rey blanco puede elegir entre casilla blanca e8 o negra e7. Si nos fijamos en la posición ganadora (segundo diagrama), todas sus piezas están en el mismo color. En la posición de arriba las negras están en casillas de distinto color, por lo tanto deberemos mover el rey a e7 (negra), para que las blancas cumplan lo mismo.
5.Re7 Ta8 6.Re8 Tb8(Rb8) 7.Cg7 Ta8(Rc8) 8.Cf5

 Hemos llegado a la posición que queríamos, y hemos aprovechado una regla que parecía solo aplicable a una determinada posición.

Gonzalo Tévar Sanz

4 comentarios:

Botones